La neofobia alimentaria en gatos

La neofobia alimentaria se trata del rechazo a nuevos alimentos, por su textura, olores y/o sabores, algo que vemos con relativa frecuencia en el gato.

Parece ser que este comportamiento forma parte de una estrategia de selección alimentaria, un rasgo común del felino salvaje, ya que lo que no conocen, entienden que puede suponer un peligro para ellos.

Se ha comprobado que el grado de neofobia depende de la cantidad de alimentos distintos que el gato ha consumido previamente, en su etapa de cachorro (periodo de socialización). Los gatos que están habituados a más de un tipo de comida, suelen aceptar alimentos nuevos con mayor facilidad.

Sin título

Este trastorno puede perjudicar a nuestro felino, ya que existe la posibilidad de que en un momento en la vida del gato, tengamos que alimentarlo, por razones médicas, con una comida específica.

Si nuestro gato sufre de neofobia alimentaria, podría rechazar dicha dieta y por tanto, ser perjudicial para su salud.

img_por_que_los_gatos_no_pueden_comer_pescado_verdad_o_mito_28329_600

¿Cómo puedo hacer para que mi gato coma diferentes alimentos?

Si bien es cierto que el deseo de probar nuevos alimentos y las preferencias alimentarias pueden estar influidos por la madre y por las condiciones del destete, hay algunas cosas que podemos hacer:

– Ofrecerle a nuestro gato, cuando es joven variedad de sabores, texturas y distintos tipos de alimentos (por ejemplo, podemos ofrecerles alimento húmedo en forma de paté, carne deshilachada, bocaditos con salsa o gelatina, etc.)

– Si hemos de cambiar la dieta, lo haremos de una manera progresiva, con un período de transición durante el que estarán presentes ambos alimentos (el antiguo y el nuevo).

– Si es posible, calentaremos el alimento para aumentar así sus propiedades organolépticas y hacerlo más atractivo.

– No debemos forzar al gato a comer el alimento nuevo, ya que, si lo asocia con una experiencia negativa, podría desarrollar una aversión al mismo, complicándose mucho la situación.

Es muy importante que aceptemos que los tiempos los marca el gato y que no se le debe forzar. Si debe comer una dieta de prescripción es mejor consultar a nuestrx veterinarix o nutricionista.