¿Has encontrado bichos en tus snacks naturales?

Aunque no lo parezca, es algo relativamente normal. Al igual que en ocasiones aparecen pequeños bichitos en algunos paquetes para el consumo humano, como harina, gofio, pasta, legumbres… con los snacks naturales también puede suceder.

Una de las claves para prevenir que esto suceda es no comprar snacks en cantidades muy grandes ni almacenarlos durante demasiado tiempo. Ve comprando periódicamente y así podrás evitar la presencia de estos insectos.

Pero el truco infalible para minimizar al máximo las posibilidades de que esos bichitos pudieran aparecer es congelar los snacks.

¡Sí, como lo oyes! Cuando lleguen a tu casa, mételos durante unas 48h en el congelador. Esto evitará que, en caso de haber algún huevo o larva, éstos pudieran progresar y estropear los alimentos.